¿Es cierto que los bebés de alta demanda mejoran tras cumplir el año? Mi experiencia...





Parece mentira, pero mi niño pequeño ya tiene 14 meses. Por una parte el tiempo con un bebé de alta demanda se te hace eterno y por otra parte, a veces te paras a pensar y a observarlo, y te das cuenta de todo lo que ha aprendido ya, y que ya no es ningún bebé.
Hace nada tenías delante esa cosa tan enana que no sabía ni moverse de un lado a otro, y ahora derrepente tienes que estar muy pero muy pendiente porque a veces es incluso más rápido que tú. 

Si me habéis seguido en estos últimos meses ya conoceréis a ,Don Nervio'. Y si no, por resumiros un poco, se ha pasado los primeros cuatro a cinco meses llorando o más bien chillando casi las 24 horas. Cuando pasó la etapa de los cólicos del lactante nos dimos cuenta que el problema no era solo ese, sino que además tenemos un bebé de alta demanda con carácter movido y que parece estar insatisfecho siempre. Ni carrito, ni coche, ni cuna, ni porteo... nada le venía bien. 
Las noches han sido un autentico infierno. Los primeros siete meses no he dormido ni una sola noche porque se despertaba cada media hora / hora. 
Y no nos olvidemos de la adicción a la teta que tenía que estar disponible también las 24 horas. 

Pues el lunes ya ha cumplido los 14 meses.
Los que tengáis bebés más chicos con las mismas características que el mío, sin duda, estaréis igual de desesperadas como lo estuve yo y seguramente os estaréis preguntando si con el paso del tiempo las cosas mejoran...




¿Que ha cambiado? 

Hoy con 14 meses, Robin ya sabe andar un poquito. Hace unas 2 semanas empezó a dar sus primeros pasos. Cuando aún no sabía apenas moverse estuve impaciente por que llegara el momento en el que aprendiera a gatear y cuando supo hacerlo, empece a desear que aprenda a andar bien prontito para que sea más independiente. Con el aumento de peso cada vez me costaba más tenerlo en brazos el día entero y la verdad es que la espalda ha llegado a un punto muy crítico. 

Habla muchísimo, pero en su idioma bebé. De momento no ha aprendido a decir más palabras, sigue con mamá y papá, cosa que sinceramente me tiene algo preocupada, pero puede ser porque dicen que los niños bilingües tardan un poco más en hablar. 

Hemos tenido que asegurar la casa entera, y aún así siempre encuentra la oportunidad para abrir algún cajón y vaciarlo enterito. Lo peor es que ya también llega a la mesa y a la encimera si se estira bien, y como tampoco es que el niño nos deje suficiente tiempo para tener la casa bien arreglada, pues es un peligro porque puede enganchar cualquier cosa, la que menos te esperas. Vamos aprendiendo conforme pasan las cosas. Supongo que es lo que tiene el ser padres primerizos. 

Hace ya un tiempo que le han empezado a interesar otros niños, aunque no se anima a interactuar con ellos. Lo más curioso es, que le interesan más las niñas y si son más mayores que el mejor. Ya mismo habrá que encerrarlo en casa jaja.

Además últimamente tiene una energía que da miedo. Creemos que está atravesando una fase de crecimiento.



¿Ha mejorado algo?

Bueno, la pregunta del millón...
Recuerdo que cuando yo estaba desesperada con mi bebé tan pequeño y ya tan complicado al ser de alta demanda, muchas personas intentaron animarme diciendo que tras cumplir el año la cosa mejoraría notablemente. Por una parte, visto lo visto no me lo podía creer del todo, y por otra parte deseaba que llegara el momento para verlo. 

He esperado unos meses más para opinar, y hoy quiero contaros mi experiencia y si eso que siempre nos han dicho para animarnos es cierto o no.

Las siestas
Robin ahora duerme siestas bastante regulares de más o menos una hora y media. Una por la mañana y otra por la tarde. Solo si le sale algún diente o tiene alguna molestia se despierta tras el primero ciclo de 45 minutos chillando. En ese caso ya no se le puede volver a acostar.

¿Duerme mejor por las noches?
Si! Por una parte sigo insistiendo en que lo conseguimos aplicando aquel método del cual he escrito muchísimo en este blog, pero porsupuesto también ha mejorado un poco más conforme iba cumpliendo meses. 
Lo normal es que se despierte tras unas 7-8 horas para un biberón y vuelve a dormir otras 2 horas. Menos ahora que está atravesando alguna fase y se despierta llorando algunas veces aunque la mayoría de ellas se vuelve a dormir el solito. 
No tenemos que acunarlo, ni mecerlo, apagamos las luces, le canto su canción y lo dejo en su cuna.

¿Se entretiene solo?
Un ratito, no mucho. Sigue aburriéndose muy rápido de todo lo que hace o lo que hagas con el. Está bien durante cinco a diez minutos y de pronto ya está quejándose. Necesita estímulos constantemente.
Lo cual significa que en ese aspecto ha mejorado muy poco.

Misión imposible : Carrito, coche...
Bueno, antes era imposible que se quedara en el carrito y que no liara una tremenda en el coche. Ahora en el carrito vamos mas o menos bien, hay días que tras un rato quiere que lo saque pero ocurre bastante menos. A veces consigo entretenerlo dándole algo para comer.

El coche va bien durante tres a cinco minutos. Hemos averiguado que si no le pones los dibujitos hay poco que hacer. Estamos en contra de esto, pero si no lo hacemos no podemos llevarlo en el coche. Esto y darle algo para picar es lo único que funciona.

Comer
Esto sigue siendo una lucha. Cuando fue más pequeño el problema fue que no soltaba la teta, y ahora que es más grande hay que hacer lo imposible para que coma. En general el come bien, está en su peso, pero solo come con entretenimiento, y como esto no sea lo más divertido del mundo, todo pero todito va directo al suelo. Necesita música en vivo, dibujitos, que hagas el tonto o lo que sea. Esto a veces resulta ser muy agotador.
Salir a comer fuera es casi imposible!

Llorar y chillar
Lo sigue haciendo más que otros bebés, pero mucho menos que antes. O alomejor simplemente se calma antes. 
Lo importante es que ya no llora las 24 horas, ahora llora cuando está cansado, aburrido, si se cae, o si algo no le gusta. 



Resumiendo, sigue siendo un niño de alta demanda, esto se nota claramente cuando lo comparas con otros niños, y sigue cumpliendo las doce características de un bebé de alta demanda, aunque se manifiestan de forma algo menos intensa. 

¿Ha sido como yo deseaba, que al aprender a gatear y después a andar son más independientes y quieren menos brazos?
Si y no. Menos que antes si, pero siempre muchísimo más que otros bebés que no son considerados bebés de alta demanda.

Pero volviendo a las promesas de los demás, que las cosas mejorarían tras cumplir el año, en mi caso debo decir que si que es cierto...porque a peor ya tampoco podían ir, verdad?!
Sinembargo esto ocurre muy pooooco a poco. Con cada mes que cumplen vas notando una leve mejoría en algo. Hay que ser muy paciente, pero al final se agradece cualquier cambio positivo después de tantísimos meses tan exageradamente intensos.







Comentarios